Las ventajas que ofrece trabajar en Cloud, o en la nube, no dejan indiferentes a los profesionales ya que es una solución empresarial que permite crecer a los negocios, sin necesidad de pensar en la infraestructura, reduciendo notablemente los costes.

La nube ya no es solo un espacio virtual de almacenaje, sino una opción real muy amplia, para mejorar la gestión y procesos de negocios, siendo el modelo que nos permite dejar atrás modelos tradicionales de centralización de la información como lo fueron en su momento los CPDs, permitiendo crecer y avanzar a las organizaciones.

Ya sea por su accesibilidad a la hora por ejemplo de consultar algún material desde cualquier momento, lugar y dispositivo. Escalabilidad, atendiendo a razones de necesidades de cada negocio tanto en su crecimiento como decrecimiento. Por su reducción de gastos al eliminar costosas inversiones en infraestructura, o por las facilidades de mantenimiento, respecto a los modelos tradicionales.

Además las tendencias  empresariales, tecnológicas y de desarrollo proclaman un mercado al alza que crece imparable con las empresas que se unen al carro del cloud. Véase el titular que aparecía en varios medios en enero de este año “Más del 80% de las grandes empresas utilizarán en 2018 entornos de ‘cloud’ híbrida, que emplean tanto servicios en la nube públicos como privados, según recoge un estudio de la consultora IDC”.

Hablamos de un porcentaje del 80%

Por último decir que el cloud computing  permite centralizar de una manera diferente, toda la información de una empresa en un espacio virtual que puede ser de ámbito público, privado e híbrido. Rompiendo así con la “estanqueidad” tradicional de los modelos de centralización.

Todas estas características, permiten que los clientes de las empresas puedan acceder a diversos datos de interés desde cualquier lugar y reducir los procesos tradicionales de compartición de datos que comportaban tiempo y dinero. Pincha aquí si quieres conocer más sobre el nacimiento y evolución del cloud computing.

A modo resumen, 5 tips esenciales acerca de los beneficios que nos aporta de manera casi inmediata el migrar los datos de nuestra empresa a la nube:

  1. Escalabilidad y flexibilidad: Los servicios en la nube permiten adaptar las comunicaciones e informática a las necesidades que la empresa tenga en cada momento, sin incurrir en costes ni inversiones. las empresas pueden incrementar o disminuir el número de usuarios, en cualquier momento, adaptándose al número de empleados que haya en plantilla, sin que ello implique compras de hardware ni sobrecostes innecesarios.
  2. Facilidad de uso y mejora en la productividad: mejora en las condiciones de movilidad, al tener disponible la información del negocio en cualquier momento y desde cualquier dispositivo, redunda en unamejora de la productividad de los empleados.
  1. Mejora en las condiciones de seguridad para el alojamiento de datos: medidas de seguridad cibernéticas y de recuperación de datos, medidas que muy difícilmente se pueden adoptar con un servidor local en la propia empresa.
  1. Reducción de costes asociados a los recursos tecnológicos : Ahorra espacio y reduce costes energéticos y riesgos de pérdida de datos. Eliminando el esfuerzo de la gestión de infraestructura, el personal interno de las empresas podrán focalizarse en el desarrollo de actividades y competencias core del negocio.
  1. Seguridad: Ya existen “nubes” con estándares de calidad de la información que certifican la seguridad de los datos que permanecerán en la misma. Estos estándares como la familia ISO 27000, permite a los clientes saber que los datos de carácter personal, financieros, estratégicos y de cualquier otra índole que sean susceptibles de ser críticos para la organización; se encuentran protegidos correctamente.

Sí tu empresa está decidida a dar el salto a trabajar en la nube, te ofrecemos unas consideraciones previas sobre las que hay que haber reflexionado antes de iniciar el proceso:

¿Qué tipos de datos quiero migrar?

Cada empresa tiene su tipología de datos y es necesario hacer un análisis previo para determinar una estrategia sobre los datos que se quieren migrar y a qué cloud: público o privado.

Ningún modelo es mejor que otro, lo importante es encontrar el que mejor se adapte al tipo de datos que queremos migrar. Si no hay una decisión por una de las dos opciones, ya se puede optar por un modelo híbrido, que facilita alojar una información u otra, dependiendo de su criticidad para la organización u empresa.

¿Qué beneficios voy a obtener con el proceso de migrar los datos al Cloud? O lo que es lo mismo, ¿qué ROI obtendré?

Hay que asignar unos indicadores importantes para la empresa y darles un valor, estos indicadores nos permitirán medir posteriormente el ROI, es decir, marcar un valor que permita cuantificar los beneficios que ha aportado el almacenaje de información en la nube a la empresa.

De este modo, la empresa comprueba por si misma todo lo que el Cloud Computing supone en eficiencia y facilidad de gestión.

¿Cuántos dispositivos desearemos sincronizar con los datos almacenados?

Una de las “patas” que sustenta el Cloud Computing es que la nube permite que sincronicemos nuestros datos con otros dispositivos. Bien para realizar consultas, bien para la subida o descarga de datos, etc.

El acceso remoto toma gran importancia en el ámbito empresarial. Podemos acceder y almacenar la información desde cualquier lugar sin necesidad de estar en la propia oficina y, a la vez, hacer uso de estos datos.

¿Cuán importante es el cifrado de datos?, seguridad en el Cloud:

Como la mayoría de métodos de almacenaje, la nube también comporta riesgos de seguridad que se deben proteger y para ello es necesaria una toma de precauciones. Es importante el cifrado de los datos desde el origen o ya una vez migrados.

Además, las copias seguridad en la nube (conocido en el sector como backup) atribuyen una garantía extra a la información al ser restaurables desde cualquier lugar. Llegados a este punto, es importante conocer si el potencial proveedor de nube (y el que le ayudará con su migración), posee certificaciones en seguridad de la información, así como otros que puedan ser de interés para el cliente.

Como indicábamos, a la hora de elegir un proveedor o consultor que nos ayude u ofrezca el servicio para implantar software colud, deberemos tener en cuenta que la principal tarea del Cloud Computing es la gestión remota de la información, por ello tanto las empresas contratantes como las contratadas en servicios de Cloud deben tener en cuenta una serie de leyes que afectan al tratamiento de la información y la protección de los datos de los contratantes. Saber más.

¿Y si se cae el servicio y no accedo a mis datos?

Es sin duda una de las preguntas más relevantes junto con la de la seguridad. Es conveniente conocer si el potencial proveedor dispone de eso que se llama en el sector de TI como “redundancia”, es decir, servidores destinados exclusivamente a activarse en el caso de que el principal en el que residen nuestros datos, siga funcionando como si nada hubiera pasado. No todos los proveedores, disponen de esta capacidad, por lo que es interesante conocerla a priori, antes de alojar información estratégica para nuestros día a día y no poder acceder, si sucede algún imprevisto.

Si necesitas asesoramiento, conocer más acerca de la nube y su migración de datos, así como su contratación de un experto en cloud llámanos- Estaremos encantados de poder ayudarte.

Comparte...
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies